En la recta final hacia la Conferencia Mundial

En la recta final hacia la Conferencia Mundial
Irene León

La intolerancia está al orden del día de los preparativos gubernamentales para la “Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y otras formas de Intolerancia”: mientras los Estados Unidos amenazan con no concurrir al evento si algunos continúan a querer colocar al sionismo a la par del racismo; la primera plenaria de la III reunión preparatoria en Ginebra, que inició el 30 de julio, luego de un empate de votos, resolvió no acreditar a la Asociación Internacional de Lesbianas y Gays, que sí quería tener participación directa en el evento, proponiendo que la discriminación por orientación sexual sea considerada como una forma de intolerancia.

En todo caso, si algo queda claro a estas alturas, es el débil compromiso de los gobiernos para encarar soluciones reales a los retos levantados por las problemáticas planteadas por la Conferencia Mundial.

Entre tanto, la sociedad civil que actúa en este campo en el escenario global, aun no se las juega, en medio de un impreciso proceso de articulación, predominan los lobbies particulares, sectoriales o temáticos, formales y prudentes, que obviamente no seducen a los medios, y por esa vía a la opinión pública, ni tampoco presionan a los tomadores de decisión.

A contados días de la Conferencia Mundial, si los gobiernos demoran las resoluciones sobre los temas estratégicos: reparaciones; consecuencias del colonialismo; erradicación de estructuras discriminatorias, y otras, postergando así la producción de los documentos de resultados y las esperanzas de los afectados, también en el campo de las ONGs los documentos mundiales específicos (útiles necesarios para un lobby coordinado) aún están en elaboración y las estrategias globales quedan por delinearse.

Sin embargo, es notable que la riqueza del proceso de esta última, resulta más bien del acumulado en cuanto al reconocimiento de la diversidad en los resultados regionales que, aunque para unos es más discursivo que práctico, no dejan de expresar una maduración de los enfoques éticos y el surgimiento de nuevas visiones de ciudadanía. Un ejemplo de ello es el propósito explícito de enfocar el conjunto de problemáticas desde la transversalidad de género, que se ha hecho patente en la mayoría de sectores y en los procesos regionales. En el caso del Foro de las Américas por la Diversidad y la Pluralidad, instancia preparatoria de las ONGs, que es el caso que conocemos más de cerca, el conjunto de resultados producidos incluyen propuestas de erradicación del racismo, la xenofobia, la homofobia, la desigualdad de género, en fin de todas las formas de discriminación e intolerancia. Esto reviste gran interés para análisis ulteriores, pues es de notarse que los sectores convocados por este proceso, han sido percibidos más bien como actores reticentes a la inclusión de problemáticas “nuevas”, sin embargo sus discursos tienen un prioritario enfoque de diversidad.

En ese sentido, se puede capitalizar desde ya sobre la visibilidad de los contenidos políticos (y económicos) de temas hasta ahora manejados como exclusivamente sociales, cuyas soluciones han sido percibidas, en buena parte, como susceptibles de resolverse a través de programas asistenciales, tal es el caso de la discriminación racial y la xenofobia, hasta ahora tratadas, principalmente por las instituciones, casi de manera aislada de la geopolítica y la historia. No obstante, sigue pendiente el desafío de que las ONGs, especialmente aquellas que han podido concurrir a la III Reunión Preparatoria (ONU) en Ginebra, que se realizará hasta el próximo 10 de agosto, hagan eco de los contenidos producidos en las Américas y en otras regiones. Urge desbloquear y poblar de acciones y contenidos los actuales debates sobre logística, que predominan en las Reuniones Preparatorias de las ONGs, impulsando al conjunto hacia la formulación de estrategias políticas más precisas y contundentes desde la sociedad civil. En otras palabras, hay un espacio para el liderazgo de propuesta, de iniciativa y de creatividad, posible y necesario, en el área global. Sin extendernos aquí sobre la importancia de las estrategias para influenciar a los gobiernos, ni sobre la importancia de los desarrollos de propuestas interseccionales desarrolladas en este proceso, queremos enfatizar más bien en la necesidad del desarrollo de las acciones de visibilidad pendientes, que expresen de manera creativa la inconformidad de la sociedad civil ante la apatía de los gobiernos, muchos de ellos, desorientados ante la imposibilidad de confiar al mercado la erradicación de problemas históricos. En esa misma línea, usar los recursos comunicacionales, tanto para llamar la atención de los medios como para sacudir la molicie de movimientos influyentes, que aún se mantienen silentes sobre los temas de la Conferencia, permitiría ampliar las redes de solidaridad y de presión. Servicio Informativo “Alai-amlatina” Agencia Latinoamericana de Informacion [email protected] URL: http://alainet.org/ .

Mail this page to someone you know. Recipient’s Name: Recipient’s Email: Sender’s Name: Sender’s Email: to receive weekly commentary and expert analysis via our Progressive Response ezine. This page was last modified on Wednesday, August 1, 2001 2:26 PM Contact the IRC’s webmaster with inquiries regarding the functionality of this website. Copyright © 2001 IRC. All rights reserved.